12 Frases Que Te Harán Pensar Durante 12 Meses.

12 Frases Que Te Harán Pensar Durante 12 Meses.

En este post voy a compartir contigo algunas de las frases que más han influenciado mi vida y mi pensamiento en este último año.

Resulta que la verdad tiene ese poder de atravesar todas las mentiras y golpear fuertemente en lo más profundo de ti. Eso es lo que he sentido yo con estas frases. Que descubría una incógnita que siempre había estado ahí pero que nunca había conseguido vislumbrar.

Ya fuese porque al leerlas encontrara la explicación a muchas cuestiones de mi vida o porque en determinados momentos me vinieran estas frases a la cabeza como explicación a lo que me sucedía, estas han sido las frases que más me han impactado.

Tal vez te ayuden a desarrollarte a ti también. Tal vez, como yo, nunca vuelvas a ser el mismo…

Sin más, aquí te las dejo acompañadas de una breve interpretación personal:

“Todo lo comúnmente aceptado como cierto es falso” –Oscar Wilde

Cuanto más leo, más investigo, y más me conozco, más cuenta me doy de que no es lo que la gente desconoce lo que le causa infelicidad, sino aquello que cree que conoce pero no es así. Ese es el principal problema.

Trata siempre de entender el porqué de las cosas. Averigua los motivos que te impulsan a hacer lo que haces y estarás mucho más cerca de ser feliz que toda esa gran mayoría que simplemente se deja llevar por la corriente.

“Solo hay un camino hacia la felicidad y consiste en dejar de preocuparse por las cosas que están más allá de nuestro control” –Epiteto

Darme cuenta de esto fue, sin duda, un punto de inflexión en mi desarrollo como persona. No tiene sentido alguno malgastar energía preocupándote -y ni tan siquiera pensando- en aquello que está fuera de tu control. Lo que tenga que venir será pues bienvenido.

Por el contrario, puedes invertir esa energía en tratar de mejorar todas aquellas cosas que sí están en tu mano, que son muchas. Será el cómo manejes lo que está en tu poder y no aquello que te suceda, lo que determinará tu éxito o fracaso en la vida.

“Ya que el mundo no se va a ningún lado, no hay ninguna prisa” –Alan Watts

Esto a veces se nos pasa. La televisión, los anuncios, las películas, la forma en que se nos es contada la información… todo nos incita a vivir en esa especie de sprint continuo e infinito.

Creemos que si dejamos de correr la vida se acaba. Que nos vamos a perder un montón de cosas si no vamos de aquí para allá y de allá para acá. Y no es así.

El mundo no se va a ningún lado. No necesitas hacer las cosas a la velocidad que marca la sociedad. No tienes por qué querer tenerlo todo en este mismo instante. Está claro que a los vendedores de coches les interesa que quieras comprar su coche ahora mismo, pero respira. Relájate. Tómate un tiempo y disfruta lo que tienes.

El mundo no se va a ningún sitio. Tu vida no se va a acabar mañana y en el caso de que así fuese. ¿No sería mejor disfrutar tranquilamente lo que te queda, que correr por llegar a tiempo a todo lo que está por venir?

“La gente tiene tanto miedo a perder que ni siquiera lo intenta” -Kanye West

Debes cambiar tu mentalidad.  Seguro que durante toda tu vida has estado jugando a no perder cuando lo que tienes que hacer es dejar de pensar en que ocurrirá si pierdes y jugar para ganar.

El peor de los fracasos al final nunca es para tanto, y más aún si tienes un objetivo suficientemente grande por el que luchar.

Los ganadores son simplemente expertos perdedores. Nunca he visto a un inversor de éxito que no haya perdido dinero, pero por el contrario si conozco a muchos hombres mediocres que nunca han perdido un céntimo.

 “En lugar de ser un hombre exitoso, busca ser un hombre valioso. Lo demás llegará naturalmente” –Einstein.

Casi todo en este mundo está basado en el valor. El comercio está basado en el intercambio de valor en forma de productos y dinero. Las relaciones están basadas en el intercambio de valor mutuo entre los individuos… y muchas más cosas de las que crees.

Siempre que algo sea valioso para la sociedad esta lo reconocerá de diversas formas, ya sea ofreciendo dinero por ello, reconocimiento o cualquier otra cosa. Así que cambia el foco.

Ingéniatelas para ofrecer la mayor cantidad posible de valor a la sociedad y aquello que tanto deseas vendrá solo.

“Si estás en el lado de la mayoría es hora de detenerte a reflexionar” –Mark Twain

La gente por lo general suele respaldarse en las mayorías cuando no tiene verdaderos motivos para justificar algo.

¿Por qué cenas a la hora que cenas todos los días? Seguramente no sea porque así lo dicten tus valores o porque te hayas documentado e identificado que esa hora es la más recomendable para tu salud. Seguramente sea porque así se ha hecho siempre allí donde vives, es decir, porque así lo hace la mayoría.

Hacer algo porque todos lo hacen normalmente implica que no sabes el verdadero motivo por el que haces las cosas. Y eso no te ayuda en nada si quieres ser más feliz en tu vida.

Tu responsabilidad como individuo que busca la felicidad y que tiene suficiente intelecto como para pensar y decidir por sí mismo, es conocer los motivos subyacentes a tus acciones y asegurarte de que lo que haces, te aporta el mayor beneficio posible. Así alcanzarás la felicidad.

 “Elige un trabajo que amas y nunca más tendrás que volver a trabajar.” –Confuncio

El tiempo que tienes sobre este globo azul es limitado. Puedes pasar tu vida haciendo algo que te agrade, que tenga sentido para ti y que te motive a llevarlo más allá y tratar de conseguir cosas más grandes en la vida, o puedes desperdiciarlo haciendo algo que odias, 5 días a la semana, 4 semanas al mes, 11 meses al año.

El único que te obliga a hacer algo que no te gusta eres tú. Da igual que estés en las peores condiciones, siempre habrá un precio a pagar que te permitirá salir de esa condición y tratar de buscar una mejor.

Es jodido pero vale la pena. La cuestión es cuan dispuesto estás a luchar por aquello que quieres.

“Una mente necesita libros al igual que una espada una piedra de afilar” -Tyrion Lannister

Antes que tú y que yo, billones de billones de personas han poblado la tierra. Estas personas, por el mero hecho de ser seres humanos, han tenido problemas. Muchos de esos problemas, así como las soluciones que esas personas encontraron, están escritos en los libros.

Solo puedes vivir una vida, las decisiones que vas a tomar son limitadas, las experiencias de las cuales aprender lecciones también… Sin embargo, un libro es una puerta a otra vida diferente a la tuya. Puedes tomar otras decisiones sin tomarlas y vivir otras experiencias sin vivirlas.

Y más importante aún: puedes aprender todas esas lecciones y utilizarlas en tu vida para ser más feliz.

“Si no puedes explicar algo con palabras simples, es que no lo has entendido del todo” –Albert Einstein

A veces me ocurre que creo que se algo. Después se lo trato de explicar a un amigo o escribirlo en un post y me doy cuenta que no lo tengo tan claro como yo pensaba que lo tenía.

No es que no sepas expresarte, es que muchas veces no tienes tan claros como pensabas los conocimientos. Desde que me di cuenta de esto, cuando no puedo explicar algo fácilmente, vuelvo a la fuente y lo estudio de nuevo.

Y efectivamente siempre llega un punto en el que ya lo puedes explicar sin problemas. Es ahí cuando puedes estar seguro de que lo has entendido.

“No has de acumular, sino eliminar. No se trata de acumular cada día sino de disminuir cada día. Cultivarse a uno mismo culmina siempre en la simplicidad” –Bruce Lee

A menudo pensamos que cuanto más nos adentramos en un campo, más complicados se vuelven los conceptos y más enredado se vuelve todo. Pero esto no es así.

Si te fijas, la gente que realmente es buena en algo, no lo es porque posea un millón de técnicas diferentes y rebuscadas, sino todo lo contrario. Es buena porque ha entendido los pocos principios que de verdad funcionan.

Ha conseguido atravesar la ilusión de que las cosas son cada vez más y más complejas hasta llegar a un punto en el que hacer lo que hace se convierte en una tarea muy simple. Por eso tiene éxito.

Ese es el verdadero objetivo. No se trata de acumular cada día sino de disminuir cada día.

 “La realidad es una mera ilusión, aunque muy persistente” –Einstein

Entendemos que cuando ves una piedra, lo que realmente está ocurriendo es que tu mente está procesando lo que captan tus sentidos (la imagen que ves, su textura, su tacto…) y creando una interpretación de esa piedra.

Pero la piedra en sí puede ser otra cosa. Seguramente para un animal con un rango de visión más amplio, que puede apreciar muchos más colores, la misma piedra será en realidad otra cosa.

El mundo tal y como crees que es, es únicamente tu visión del mundo. Tú crees que las cosas funcionan de una forma porque has tenido una serie de experiencias y otra persona con experiencias distintas pensará que las mismas cosas funcionan de otra forma.

Por suerte tu interpretación se puede cambiar. Tu mente funciona con creencias, que no es más que aquello que das por sentado. Puedes detectar esas creencias y sustituirlas por otras que te ayuden más a conseguir tus propósitos.

Es una tarea difícil pero no imposible. La realidad es solo una ilusión pues todo está en la mente.

 “El hombre es solo sabio en busca de sabiduría. Cuando cree que la ha encontrado es un necio” –Anonimo.

Siento ser yo quien te lo diga. A fin de cuentas alguien tenía que decírtelo: La felicidad en sí es una búsqueda, no algo que puedas encontrar.

Ese pensamiento que tenías de que en algún momento, después de mucho trabajar en ti, tendrías todas las claves y todos los problemas solucionados, y podrías sentarte y relajarte y disfrutar de la vida, por qué ya habrías hecho todo el trabajo duro… Eso no existe.

Siempre van a haber nuevos problemas, nuevas ambiciones, siempre vas a poder llevar las cosas un paso más allá.

Pero no hay nada malo en que así sea, de hecho, es todo lo contrario. Si lo enfocas desde un nuevo punto de vista, descubres que no necesitas encontrar nada para ser feliz. Ser feliz es algo que se obtiene de dentro, no de fuera. Es algo que eliges. Cuando decides centrarte en lo positivo y no en lo negativo, cuando miras las cosas buenas y las lecciones de todo lo que te sucede…

Por otro lado lo que sí puedes hacer es ir recorriendo el camino, escalando la escarpada. Cuanto más recorras, más aprendas, y más descubras, más recursos tendrás y más fácil te será seguir subiendo.

No cometas el error de pararte y pensar que ya lo sabes todo porque en algún momento te estrellarás y maldecirás haberte parado.

La clave está en enfocarlo con optimismo y avanzar feliz. En aspirar a cada día más y comerte el mundo poco a poco. Paso a paso. Así es como se hace.

Deja una respuesta